LA RAZA


   De una manera breve y sencilla, enumeraremos aquellas características que consideramos más básicas y útiles para aquéllos que sin conocer esta raza se vean atraídos por ella. Con mayor detalle se pueden consultar en World Cat Federation e.V y en ASFE (estándar):

    En principio, relatar un poco su origen. En general, tres teorías lo describen. La primera, sitúa esta raza en Birmania, en donde eran asiduos habitantes y centinelas de los templos budistas, cierta leyenda relata su origen. Otra, describe su procedencia en Francia hacia 1.921, como cruce de Siamés con Persa blanco. Y por último, aquélla, desde nuestro punto de vista más verídica, que defiende una combinación entre las dos anteriores, es decir, de origen birmano pero fijando sus características a través de sucesivos cruces posteriores, ya sea con Siamés o con Persa Blanco. De cualquier modo, es un secreto que sólo ellos, tras esa mirada azul profunda, conocen y que jamás desvelarán.

    Se trata de un gato de tamaño y pelaje intermedio, oscilando su peso entre los 4 Kg y los 6,5 Kg en general, según se trate de hembras o machos, de manto muy sedoso con tonos que van desde un blanco puro hasta un marrón dorado, algo más largo en el cuello, cola (con su aspecto de plumero) y flancos, en los que desciende ligeramente. Carece de un excesivo subpelo. Cabeza redondeada con fuertes mentones, orejas triangulares, anchas en la base y de altura igual a ella, redondeadas en su vértice superior, oblícuas o lo que es lo mismo ligeramente inclinadas hacia adelante y bien proporcionadas respecto a la cabeza, pero mostrando un aspecto más bien pequeño. Nariz redonda sin excesivo stop, determinando el llamado "perfil romano" y cuerpo ligeramente alargado. Estas dos últimas características (perfil romano y cuerpo ligeramente alargado) en la actualidad podría decirse que pertenecen al estándar antiguo pero oficial, no obstante como las modas hacen variar ciertas cualidades en beneficio de un mejor aspecto y funcionalidad en las razas, hoy en día se tiende a un perfil en el que tanto la frente como la nariz presentan dos líneas convexas (abombadas hacia afuera) y perfectamente diferenciadas con un punto de inflexión (stop) muy marcado que da a nuestro Sagrado de Birmania un aspecto extremadamente gracioso y en cuanto a la longitud de su cuerpo tiende a tener un aspecto más corto y robusto. Dado que los cambios no son radicales, en las exposiciones podemos encontrar jueces que se inclinan por unas u otras tendencias. Respecto al tamaño general, igualmente se tiende en la actualidad a Sagrados de Birmania más voluminosos.

    En su conjunto destacan de forma importante “sus puntos” o zonas de pelaje más oscuras, característica básica de esta raza y que “sólo deben situarse” en la cara, con su máscara característica, en las orejas, en las patas, en los genitales (machos) y en la cola.

    Conseguir en su reproducción este conjunto de cualidades es una tarea ardua que obliga a los “criadores de ley” a efectuar numerosos esfuerzos.

    Con la aceptación del Tabby (máscara atigrada), aumentan las posibilidades de margen en la cría de esta raza ya de por sí, difícil.

    Existen cuatro variedades clásicas respecto a sus puntos (color point): Seal, Chocolate, Blue y Lilac, sin olvidar las modalidades de rojo, crema, foca, tortuga y tabby.

    Refiriéndonos a su carácter, se trata de un gato extremadamente cariñoso, equilibrado y dócil, apto para compañía de cualquier tipo de personas especialmente para niños. Presenta estas cualidades de forma más pronunciada ante aquéllas que considera su cuidador. Es una raza muy tranquila, permaneciendo largas horas tumbado junto a sus dueños a los que sigue como si de un perrito se tratara, necesita de forma continua verles u oírles. En resumen son gatos que desde un principio te muestran su forma de ser, careciendo de variaciones en su comportamiento. Son muy inteligentes, captando inmediatamente las intenciones de sus dueños, a los que se adaptan sin ningún tipo de problemas, jugando cuando se les propone jugar y mostrando su tranquilidad cuando así debe ser.

    Y por último, los dos detalles más importantes:

  • El enguantado: sus manos y pies blancos, sin sobrepasar las falanges y lo más simétricos posible, especialmente entre ambos pares de miembros. Para complicar más a los criadores, el enguantado de las manos debe cerrar por su parte posterior de una manera uniforme, lo más rectilíneo y continuo posible, careciendo de subidas blancas defectuosas. En los pies, igualmente, por la parte posterior, estos guantes deben ascender en forma de "V" invertida, sin sobrepasar el tarso o corvejón.

  • Los ojos: de un color azul intenso y ligeramente redondeados.

    De esta forma finalizamos de una manera sencilla la descripción de las cualidades morfológicas de esta extraordinaria RAZA.